La principal diferencia entre la agricultura ecológica y convencional la marcan los objetivos fundamentales de cada tipo de producción: en la ecológica priman el respeto por el medio ambiente y el incremento de la fertilidad de la tierra y en la convencional los objetivos principales son la productividad y la rentabilidad económica.

 

Los productos orgánicos suelen ser un poco más costosos que sus equivalentes comunes y corrientes (de los que han venido disminuyendo los precios) por diversos motivos:

 

  • La oferta de alimentos orgánicos es limitada con relación a la demanda de los mismos;
  • Los costos de producción de los alimentos orgánicos suelen ser más elevados porque requieren más mano de obra por unidad de producción y porque la mayor diversidad de las empresas impide hacer economías de escala; Las granjas orgánicas tienden a producir menos que las granjas convencionales, estas últimas tienen tierras de cultivo y suministros a bajos costos ya que los fabricantes son capaces de reducir los montos a pagar generando productos en grandes cantidades. 
  • La manipulación postcosecha de cantidades relativamente reducidas de alimentos orgánicos tiene un costo más alto por la separación obligatoria de los productos orgánicos respecto de los ordinarios, especialmente durante la elaboración y el transporte.
  • La cadena de comercialización y distribución de los productos orgánicos es en cierta forma ineficiente y los costos son más elevados por tratarse de volúmenes relativamente pequeños. Conforme aumenta la demanda de alimentos y productos orgánicos, las innovaciones tecnológicas y las economías de escala deberían reducir los costos de producción, elaboración, distribución y comercialización de los productos orgánicos.
  • Los precios de los alimentos orgánicos no sólo comprenden al costo de la producción misma de los alimentos, sino también a otra serie de factores que no quedan contenidos en los precios de los alimentos corrientes, por ejemplo: la promoción y protección del medio ambiente (y evitar futuros gastos para mitigar la contaminación). Por ejemplo, los precios más altos de los cultivos orgánicos comerciales compensan las pocas ganancias o periodos de rotación necesarios para enriquecer la fertilidad del suelo; 
  • En lugar de utilizar herbicidas químicos, los agricultores orgánicos realizan rotaciones de cultivos sofisticados para mantener su suelo saludable y evitar el crecimiento de malas hierbas. Después de cosechar un cultivo es posible utilizar esa zona para producir “cultivos de cobertura”, añadiendo bacterias agrícolas, nitrógeno e incluso mejoradores de suelos para beneficiar a los siguientes cultivos, pero al final del día este tipo de rotación reduce la frecuencia para generar cultivos rentables haciendo que los precios se incrementen.
  • Mayor bienestar de los animales; Los estándares más altos de bienestar animal también significan más costos para las granjas, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación los alimentos orgánicos para el ganado y otros animales llegan a costar el doble que los convencionales, por esta razón los agricultores que trabajan en base a la ecología lo hacen porque realmente creen en sus principios y les apasiona en ningún momento se está quedando con un porcentaje extra de dinero, más bien en muchos casos llega a sufrir pérdidas durante meses.
  • Eliminación de riesgos para los agricultores por la manipulación inadecuada de plaguicidas (y eliminación de futuros gastos médicos); Los agricultores convencionales utilizan infinidad de productos químicos y pesticidas sintéticos porque terminan reduciendo el costo de producción al hacer el trabajo más rápido y eficiente, sin ellos los agricultores orgánicos tienen que contratar más trabajadores para realizar tareas manuales como retirar las malezas, limpiar el agua y controlar las plagas. Los productos orgánicos reflejan más de cerca el verdadero costo de producción, sustituyendo químicos por diferentes manos de obras, pero al mismo tiempo contribuyendo al medio ambiente, la salud de sus consumidores y agricultores.
  • Desarrollo rural a través de la creación de más empleos agrícolas y al asegurar un ingreso justo y suficiente para los productores.
  • Costos mayores para cubrir pérdidas; Los agricultores convencionales utilizan ciertos productos químicos para reducir la pérdida de sus cultivos, por ejemplo, pesticidas sintéticos que repelen insectos y antibióticos para mantener la salud de los animales.
  • Dado que los agricultores orgánicos no utilizan este tipo de químicos sus pérdidas son mayores, lo que le cuesta al agricultor más y aumenta el coste para el consumidor. Además, sin todos los conservantes químicos añadidos a los alimentos convencionales se enfrentan a un tiempo de almacenamiento y vida útil más corta.
  • Crecen lentamente; El tiempo es dinero, las granjas orgánicas en promedio toman más tiempo para producir cultivos debido a que se abstienen de utilizar productos químicos y hormonas de crecimiento utilizadas por los agricultores convencionales.

“Es importante hacer pedagogía y poner en valor que el precio que pagamos por los productos ecológicos es el precio justo y real de la agricultura, sin sobrecostes sociales asociados, como sucede con los productos de agricultura convencional. A pesar de que a corto plazo los productos ecológicos se ofrezcan con un precio más elevado para los consumidores, a largo plazo es más barato para la sociedad” 

Los precios de los alimentos orgánicos comprenden, además del costo del alimento en sí, la protección del medio ambiente, un mayor bienestar para los animales, la eliminación de riesgos de salud para los agricultores por la manipulación inadecuada de plaguicidas, y el desarrollo rural mediante la creación de más empleos que aseguren un ingreso justo para los productores.

Es muy importante que tengas en cuenta que al fin de cuentas los alimentos orgánicos terminan siendo más económicos que los convencionales, esto se debe a que proteges tu salud a largo plazo y evitaras enfermedades relacionadas con los agroquímicos, así también gozas de una mejor alimentación y nutrición  dado que los alimentos orgánicos gozan de mayores bondades como antioxidantes, vitaminas, etc. 



CUÁLES SON LAS CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES QUE DEBEN TENER LOS ALIMENTOS ORGÁNICOS

  • Los alimentos orgánicos contienen menos agua, porque guardan una mayor densidad de nutrientes.
  • Lo orgánico tiene más hierro, antioxidantes, vitamina C y magnesio que los otros alimentos.
  • Equilibran mejor los aminoácidos esenciales para el cuerpo.
  • Los animales criados de forma orgánica tienen menos enfermedades y menor cantidad de grasas.